En marche pour la Vie

Más de 40 mil marchan por la vida en París bajo intensa lluvia

Más de 40 mil marchan por la vida en París bajo intensa lluvia
ACI.- Más de 40 mil personas se reunieron en París para participar en la Marcha por la Vida que tuvo lugar el domingo 21 de enero bajo el lema “De la sombra a la luz”.

La Marcha por la Vida en Francia se desarrolló durante unas cuatro horas desde la plaza de Ponte Dauphine hasta la explanada de Trocadero, en el centro de la Ciudad Luz.

Además de la protección de la vida del no nacido, este año la Marcha por la Vida puso especial énfasis en el cuidado de la vida hasta la muerte natural.

La marcha se desarrolló bajo una lluvia intensa que no desanimó a los más de 40 mil participantes que se mantuvieron firmes durante todo el recorrido.

En Francia se realizan anualmente 220 mil abortos y desde enero de 2016, la eutanasia está prohibida, aunque sí está aprobada la “sedación terminal”. Es decir, no se permite una “ayuda activa” a la muerte, pero sí está legalizada la “sedación profunda y continua” para provocar la muerte.

Además de las decenas de miles de franceses que salieron a la calle para manifestarse a favor de la vida, en esta ocasión también participaron varios grupos de Holanda, España, Alemania, Italia y Portugal.

Durante la marcha se ofreció un minuto de silencio por aquellos que no han podido nacer.

Emil Dupont, responsable de comunicación de la Marcha por la Vida explicó a ACI Prensa que esta manifestación busca defender “los derechos de los niños no nacidos” ya que se trata de un tema “del que nadie quiere hablar en Francia”.

“Es importante romper el silencio y hablar de las consecuencias que tiene el aborto y que nadie quiere decirlas. Por eso, nosotros tenemos que hacerlo”, aseguró Dupont quien también agradeció la presencia de grupos internacionales.

“Es muy importante trabajar unidos por la vida”, destacó.

Pablo Siegrist, de la Fundación Jerome Lejeune en España, aseguró a ACI Prensa que la participación en esta manifestación en Francia se debe a que leyes sobre la maternidad subrogada, el aborto o la eutanasia tienen “una transversalidad clara entre países y por eso creemos que tenemos una propuesta mucho más rica que ofrecer, que es la defensa de la vida de todas las personas”.